Encuentran cadáver en la orilla de un pozo en San Onofre

El cuerpo de Santiago Reyes Blanco, de 36 años, fue hallado en un pozo de la finca Casa Blanca, entre los límites de los corregimientos Palo Alto y Buenos Aires, en el municipio sucreño de San Onofre, la tarde del viernes festivo 1 de enero.

Testigos manifiestan que el hombre, que vivía en el barrio Carpintero de Palo Alto,   estaba bañándose y habría sufrido calambre en sus piernas. De repente se sumergió y cuando lo sacaron no tenía signos vitales.

No tenía signos de violencia, por lo que los investigadores indicaron que se trató de una muerte por inmersión.

 

La Sijín hizo la inspección y trasladó el cadáver a la sede de Medicina Legal, en Sincelejo, para la necropsia.

 

Deja un comentario