Corte Constitucional revisará el debate judicial entre Dimayor y Real Sincelejo

La Corte Constitucional revisará si Coldeportes y Dimayor vulneraron los derechos fundamentales de Juan Carlos Restrepo, padre deportivo de James Rodríguez y dueño de la ficha de Real Sincelejo, el equipo que quiere volver al torneo colombiano.

 

El lunes 19 de julio de 2021, se sumó otro capítulo a la novela judicial por el regreso -o no- de Real Sincelejo F.C a la segunda división del Fútbol Profesional Colombiano. La Corte Constitucional revisará la tutela con la que hace siete meses Juan Carlos Restrepo, padre formativo de James Rodríguez, logró que la extinta Sala Disciplinaria de la Judicatura (hoy Comisión de Disciplina Judicial) ordenara a Dimayor y al Ministerio del Deporte expedir el reconocimiento deportivo y adelantar el proceso de afiliación en el torneo de ascenso.

 

Quien estará a cargo de la ponencia es la magistrada Gloria Stella Ortiz, cuya tarea es dar luces en medio de un debate jurídico que tiene sus antecedentes en 2004 y que ha pasado por los pies de Dimayor, el Ministerio del Deporte, la Sala Seccional de la Judicatura de Sucre, la extinta Sala Disciplinaria de la Judicatura y está en vivo, desde hace cinco años, en el Consejo de Estado. Ortiz, entre otros temas, tiene el expediente en la Corte Constitucional del eventual regreso de la aspersión aérea de cultivos ilícitos con glifosato.

La Corte Constitucional podría decidir de fondo o dejar el lío en manos del Consejo de Estado. Como órgano de cierre de la justicia, en sede de revisión a vulneraciones de derechos fundamentales, definirá si Coldeportes y la Federación Colombiana de Fútbol obraron de manera regular o irregular al desafiliar a Real Sincelejo en 2016. Un año antes, Juan Carlos Restrepo compró la ficha del equipo, la cual fue liberada luego de que el Tribunal Superior de Sincelejo decretara que, en 2004, el representante legal Édgar Paternina Revollo estafó a la junta directiva para vender esa ficha al exsenador Habib Merheg.

 

Merheg renombró la institución como Pereira S.A. -nada que ver con el Deportivo Pereira- y se llevó la sede a la capital de Risaralda. El negocio fraudulento duró muy poco, pues en octubre de 2006 el dirigente deportivo Gustavo Moreno, uno de los duros del fútbol valluno, compró la ficha del Pereira S.A. y con el mismo NIT -823004222-, fundó el extinto Depor Fútbol Club S.A. Los antiguos dirigentes de Real Sincelejo acudieron a Coldeportes, el cual escaló la denuncia a la Fiscalía en 2007. En segunda instancia Paternina Revollo fue condenado por estafa y el tribunal de Sincelejo anuló todos los tramites adelantados por él.

Restrepo compró la ficha tras la sentencia. Gustavo Moreno, entonces, le cambió el nombre a Depor Fútbol Club S.A. y lo convirtió en el actual Atlético F.C. En 2016, la dirigencia de Coldeportes suspendió el reconocimiento al equipo de Restrepo y, días después, avalaron la entrada de Atlético F.C. El equipo de Moreno se incorporó a la liga de segunda división cuando la mayoría de clubes ya estaban jugando la Fecha 11.

 

Por estos hechos, el 14 de mayo de 2019 la Procuraduría llamó a juicio disciplinario a Andrés Botero y a Claudia Guerrero, exdirectores generales de Coldeportes.

 

Deja un comentario