Continúan asesinatos de personas con antecedentes judiciales en Sucre

Los dos nuevos hechos de sangre, de jóvenes asesinados, ascienden la cifra de 56 homicidios en Sucre en lo que va del 2021.

Ambos fueron el lunes 8 de marzo, en horario vespertino.

 

El primero de ellos fue en el balneario de Tolú donde Anderson Alfredo Contreras Navarro, de 25 años, sufrió un atentado sicarial en el barrio El Edén.

Al parecer,  luego de dialogar con unos hombres éstos  lo impactaron en 5 ocasiones muriendo instantáneamente.

La víctima del crimen respondía a alias “El Ñato” hijo criado del exconcejal de Tolú Gilmer Contreras, quien recibió varios impactos producidos con arma de fuego, cuando era aproximadamente la 1:30 de la tarde.

Contreras fue sorprendido por dos hombres quienes tras ubicarlo, abrieron fuego contra su humanidad ocasionándole la muerte de cuatro balazos.

Acto seguido, los homicidas huyeron en motocicleta en la que se movilizaban, sin ser detectado por las patrullas del cuadrante de la Policía Nacional.

De acuerdo con lo conocido por este medio, el hoy occiso tenía antecedentes penales.

Las autoridades desconocen los móviles del hecho de sangre, pero ya iniciaron las respectivas investigaciones para esclarecer el crimen.

Con este nuevo homicidio, el primero ocurrido de esta semana, ya son 2 las personas asesinadas hasta lo corrido del mes de Marzo en el municipio de Tolú.

 

Por otro lado, minutos después, en el barrio Puerto Arturo, zona sur de Sincelejo, de 8 impactos de bala ,fue asesinado Jesús  David Ortega Morelo, de 23 años, quien registraba varias anotaciones por hurto y porte ilegal de arma.

Según informe de las autoridades,  recibió tiros en la pierna derecha, en la espalda, en la cara y en el intercostal izquierdo. El crimen ocurrió en el barrio Puerto Arturo, al sur de Sincelejo, muy cerca en donde el miércoles pasado fue asesinado otro joven.

Sobre la víctima de este nuevo crimen en Sincelejo las autoridades reportaron que tenía antecedentes judiciales y solo el mes pasado fue detenido en dos oportunidades por agentes de la Policía.

 

Deja un comentario