Socializan ejes estratégicos de la política de seguridad alimentaria

En aras de fortalecer la política de seguridad alimentaria en Sincelejo y de articular acciones  con los entes territoriales, la Alcaldía de Sincelejo, a través de la Secretaría de Salud Municipal, socializó en la mañana de hoy  los ejes estratégicos de esta política con la que se pretende mantener bien nutrida a la población sincelejana.

Líneas como disponibilidad de alimentos, acceso de la población con autonomía, calidad y equidad, todos bien nutridos y fortalecimiento institucional  y comunitarios son algunas de las acciones que deben fortalecerse interinstitucionalmente para que esta política sea efectiva. Así se dio a conocer en el último Comité de Seguridad Alimentaria Municipal del año.

“Socializamos esta política para trabajar de manera articulada interinstitucionalmente con ellos para desarrollarla en el municipio Sincelejo”, dijo Remberto Gómez, secretario de Salud municipal.

El funcionario anotó que esta política cuenta actualmente con los sectores públicos y privados de la ciudad para mejorar los niveles de nutrición en la población infantil y adulta, evitando sobrepeso. Así mismo, la intervención del sector agropecuario para mejorar los niveles de ingreso  de pequeños y medianos agricultores.

Por su parte, Nelson Patiño, secretario de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del municipio, señaló que la iniciativa Agrópolis es un eje fundamental de esta política, porque es transversal a todas las demás líneas que la conforman.

“Es una estructura de planificación importante que conllevará a parámetros de seguridad alimentaria nutricional, pero también va a generar temas de desarrollo económico para la región. Es el corazón que va reconvertir el campo, los sistemas de producción, la recuperación del medio ambiente y cerrar la brecha entre lo urbano y rural”, sostuvo
Patiño.

Agregó que es importante fortalecer el campo, porque Sincelejo tiene una vocación agropecuaria y el desarrollo económico de la ciudad está en el impulso del sector rural. “El municipio tiene una gran potencialidad que es subutilizada. Sino nosotros aprovechamos estos suelos y ecosistemas podemos potenciar muchos sectores económicos que nos generarían la disminución de las necesidades básicas insatisfechas y los índices de
pobreza que tenemos en la ciudad”, afirmó.

Sobre los avances indicó que se han hecho caracterizaciones agroecológicas y de asociatividad, lo que falta es trabajar más en asuntos de infraestructura social, relacionado con vías y equipamiento para la comercialización de los productos.

Sobrepeso y desnutrición.
El secretario de Salud municipal manifestó que frente a los casos de obesidad y desnutrición en Sincelejo se viene adelantando un seguimiento a las entidades prestadoras de salud (EPS) con el propósito de que mejoren la atención a los niños y niñas que se encuentran en esas condiciones.

Según estadísticas del sector Salud, en el municipio los casos que más predominan en cuanto a patologías nutricionales de niños, entre edades de 0 a 5 años,  son en primer lugar el sobrepeso, con 2.339 casos reportados; riesgos por desnutrición, con 1.787; y la obesidad, con 932 registros.  La población adulta, en un 25%, padece de sobrepeso.

Según Gina Barbosa, nutricionista de la Secretaría de Salud municipal, esta situación está disparada no solo en este territorio, sino en todas las ciudades de la Región Caribe, y ello se debe a la falta de la educación nutricional en los hogares.

“Generalmente no hay un balance nutricional con la alimentación. Muchas madres quieren que sus hijos consuman más harinas y productos de bajo costo que son altamente calóricos por sus contenidos de azúcar y grasas. No priorizan las proteínas, las frutas y verduras”, destacó Barbosa.

La funcionaria destacó que de estos alimentos perjudiciales se encuentran los jugos artificiales, ricos en altos contenidos de azúcar. También indicó que lo ideal es consumir las frutas directamente, porque al procesarlas liberan la fructuosa (azúcar propia de la fruta) que se encuentra en sus fibras.

Deja un comentario