Segun el DANE, Sincelejo tienen casi 30 mil desocupados

Además de los datos generales que se conocieron ayer en el informe de Mercado Laboral del Dane, como que la población desempleada aumentó 61,8% en un año, y llegó a 4,1 millones de desocupados en abril, otro punto que cobra relevancia es cómo la pandemia del covid-19 ha impactado el empleo de las principales ciudades.

El primer punto a tener en cuenta es que el desempleo en las 23 ciudades que analiza el departamento de estadística creció 23,9% al comparar el trimestre febrero-abril de 2020 contra el de 2019. Para ese periodo, se calcula un promedio arriba de 2 millones de personas sin una ocupación activa.

De este grupo de capitales, la cifra más alta se vio en Neiva, pues aunque el número de ocupados está en 117.000, los desocupados cerraron en más de 41.000, eso significó un aumento de 90,5% (la más alta del país); es decir, casi el doble de lo alcanzado 12 meses atrás.

“La capital del Huila viene de presentar una serie de afectaciones por la dependencia del comercio, por lo que desde finales de marzo se venía proyectando un fuerte impacto en la pérdida de empleo. De hecho, a nivel distrital, los propietarios de los locales de distintos sectores estaban pidiendo una reactivación más temprana por su peso en la economía y en la empleabilidad directa e indirecta. De ahí vienen hasta las ideas que surgieron de la misma Alcaldía de que bares y restaurantes tuvieran unos protocolos especiales”, señaló Mauricio Rivera, gerente de Distrilicores y miembro de la Mesa Amplia de Negociación Comercial en esa ciudad.

Con una variación similar quedó Sincelejo en el segundo lugar de las que más crecieron en su número de desocupados. Allí, en un año, el desempleo se disparó 85,4%, y hoy se calculan 28.000 desocupados.

La tercera en la lista es Pereira, que al cierre de abril llegó a un total de 47.000 desocupados. La capital de Risaralda registró un avance en el número de personas desempleadas de 53%. Después de estas tres capitales están Cartagena, Cúcuta y Barranquilla. (Ver gráfico).

amp-img

El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, en su presentación de resultados de Mercado Laboral, también aclaró que no se veía desde hace bastante tiempo que la tendencia de la mayoría de ciudades fuera un desempleo al alza. Por eso, un punto que es curioso en medio de las mediciones es que Quibdó y Armenia registraron una disminución en el desempleo.

Por el lado de la capital del Chocó, el número de desocupados cerró en 8.000 personas, 7,2% menos que 12 meses atrás. Mientras que en Armenia, se registraron 31.000 desempleados, nivel que fue 23,4% inferior al trimestre febrero-abril de 2019. Aunque en la primera impresión parece una buena noticia, analistas consideran que se trata de un efecto de desplazamiento de personal a otras regiones.

“Esto quiere decir que no se trata netamente de que se generaron más puestos de trabajo, sino que, por ejemplo, ciudades como Chocó vienen de modelos de empleo transitorio. Las personas, al buscar oportunidades, migran a otras regiones, y eso también ya se ha examinado en otros meses cercanos como en noviembre y diciembre del año pasado”, agregó el analista de economía laboral de la Universidad Javeriana, Juan Ricardo Ramírez.

Las tasas más altas
Por un lado, el Dane explica en términos reales cuál es el número de desempleados en cada uno de sus reportes. Pero otra forma de entregar los detalles es con la tasa porcentual de desempleo. En este indicador, Neiva figura con un margen de 25,8% en el nivel de desocupados. La capital del Huila, por el efecto covid-19, llegó a estos primeros lugares, pues a finales de 2019 no figuraba dentro de las cinco zonas con ese problema.

En este ranking le siguen Ibagué, con una tasa de desempleo de 25,1%, (en términos reales hay 63.000 desocupados, y 188.000 que sí tienen un empleo). Luego aparece Armenia, con un nivel de 24,1%; (además de sus ya mencionados 31.000 desocupados, hay 98.000 con empleo.

“Aquí hay que ver también que son tres ciudades que tienen varios ingresos del turismo ordinario y agroturismo, así que con ese sector quieto se llevan los empleos”, agregó Ramírez.

Deja un comentario