Se cae escandaloso contrato millonario de Gobernación para periodistas y medios por el COVID-19 en Sucre

El Contrato escandoloso millonario y que atentaba contra periodistas independientes, porque solo agremiados y amigos de la jefatura de comunicaciones de la Gobernación de Sucre eran favorecidos , echa reversa y se cae ante denuncia hecha por afectados y a nivel radial junto con otros colegas .

La inmediata reacción de los entes de control se puso en evidencia por la cantidad de dinero en pocas manos y periodistas que históricamente han caminado de la mano con los administradores departamentales siendo sus defensores a ultranza y combinados con cruce de intereses .

El operativo se puso en marcha a nivel nacional por parte de la Contraloría, Procuraduría y Fiscalía para evitar el despilfarro de los recursos públicos en medio de la pandemia por el coronavirus.

 

La actual jefe de prensa Victoria “Vicky” Martinez al parecer maneja dualidad de funciones porque presuntanente es corresponsal del diario El Tiempo de Bogotá,  que ejerció también en plena campaña con el actual mandatario sucreño.

Eso ha llevado a ggobernadores y alcaldes renegociar contratos con presuntos sobrecostos y hasta liquidarlos como ocurrió en las últimas horas en Sucre.

El Gobierno de Sucre, que representa el gobernador Héctor Olimpo Espinosa Oliver, había firmado con la Corporación Ondas el 31 de marzo el contrato N° 444 – 2020 de prestación de servicios para la realización de la campaña comunicacional pedagógica para la contingencia de la COVID-19 por un valor de 199 millones 676 mil pesos y en las últimas horas las partes acordaron liquidarlo, ante presión fuerte de los entes de control y otros actores periodísticos.

El mismo, que estaba previsto ejecutarse en 4 meses, ya estaba en marcha en algunos medios de comunicación que desde hacía dos semanas habían recibido de la Corporación Ondas las órdenes para publicar las piezas publicitarias , sobre todo en radio para los amigos y cercanos de la actual coordinación de prensa de la Gobernación, encarnada en una corresponsal de un diario nacional que opera en Bogotá, en una dualidad curiosa y de ribetes éticos discutibles.

Sin embargo, en el acta de liquidación de 6 folios que firman las partes, además de la secretaria privada Karem Gaviria Arcila en calidad de supervisora del aludido contrato, se deja constancia que por este no han cancelado ningún recurso, que no se había empezado a ejecutar y que ya no era pertinente ni necesario.

Lo cierto es que la liquidación de este contrato se produce después de que el procurador General, Fernando Carrillo, manifestara que no eran necesarios contratos millonarios de publicidad sobre el coronavirus porque desde Presidencia de la República y a través de canales y medios oficiales había suficiente información sobre el tema.

Deja un comentario