“Hay que invertir en educación para la paz”: Rigoberta Menchú

En el marco del II Congreso Internacional y Coloquio Regional de Investigación: Educación para la Paz, Resolución de Conflictos y Participación Ciudadana organizado por la Universidad Evangélica Nicaragüense Martin Luther King Jr y que cuenta con el apoyo de la Alcaldía de Sincelejo, la Premio Nobel, activista y defensora de derechos
humanos guatemalteca Rigoberta Menchú recibió las llaves de la ciudad, reconocimiento que  la hace huésped de honor de la capital sabanera.

El encargado de hacer la entrega fue Pedro Murillo, jefe de la Oficina de Asuntos Culturales, que destacó como merecido este reconocimiento “por todo el espíritu, la contribución que esta gran mujer ha hecho al mundo como líder y como una gran batalladora que le ha hecho grandes apuestas a la paz”, dijo.

Ella es considerada un referente a nivel mundial y su forma de pensar es digna de conocer y replicar. “Podríamos tomar esos ejemplos, de igual manera ese tipo de miradas, de orientaciones que ella nos viene a compartir en nuestra ciudad para seguir tejiendo, sobre todo en Sincelejo, una ciudad que ha tenido tantos embates”, añadió Murillo.

Por su parte, Rigoberta Menchú agradeció a la Administración Municipal el reconocimiento recibido. “Estoy muy agradecida con la ciudad de Sincelejo que el día de hoy me hadado la oportunidad de ser huésped distinguida. Estoy segura que no voy a fallarle a este pueblo”, manifestó.

Cabe destacar que la Premio Nobel de Paz en 1992, es una de las ponentes principales del congreso, que tiene lugar en el Teatro Municipal de Sincelejo los días 14 y 15 del mes en curso y en el cual compartirá sus experiencias sobre la construcción de paz.

Indicó que la paz debe ser vista desde varios aspectos y momentos, uno de ellos es la fe que hay en que los acuerdos pactados entre las dos partes del conflicto tengan éxito y otro es el duelo de aquellos que se vieron afectados por estos. “Las guerras siempre dejan dolor, sufrimiento, angustia y una psicología social de violencia, que deben tomar su tiempo y que deben hacer un propósito”, añadió.

Deja un comentario