Denuncian que existe un “cartel de embargos”

La Procuraduría pidió a la Fiscalía, Contraloría y la Judicatura acciones penales, fiscales y disciplinarias contra jueces, abogados y particulares vinculados con estos carteles.

Marco Tulio Sierra Severiche, exjuez tercero Civil del Circuito de Sincelejo, y quien será investigado porque, al parecer, ordenó el embargo de unas cuentas del sector salud, dijo estar sorprendido por tales sindicaciones en su contra, pues a su juicio actuó en derecho.

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación pidió a la Fiscalía, Contraloría y la Judicatura acciones penales, fiscales y disciplinarias contra jueces, abogados y particulares vinculados con estos carteles.

Aunque la Constitución y las leyes prevén que los recursos para la salud son inembargables, actualmente $500.000 millones permanecen en depósitos judiciales como respaldo para cubrir obligaciones con terceros como contratista y trabajadores.

Ante esto, Sierra Severiche dijo que no se trata de ningún cartel, pues nunca se asoció con nadie para cometer delitos.

Y aclaró que a nivel legal existen unas disposiciones que prohíben el embargo de algunos recursos de salud, pero las cortes establecieron algunas exepciones como: si la deuda tiene por objeto un servicio de salud, si la deuda depende de un contrato y si la deuda está en un título ejecutivo, como son las facturas cambiaras y otras de tipo laboral.

Así las cosas, “las decisiones que tomé, al igual que la de mis colegas están ajustadas a derecho, pues sí se pueden embargar dichos dineros cuando son provenientes del mismo sistema de salud. No tengo que confesar ninguna responsabilidad porque estoy dentro de los parámetros de la ley”, aseguró.

Precisa que está dispuesto a colaborar con las autoridades porque es respetuoso de ellas, y dejó en claro que es absurda la suma de dinero que está en juego, porque ya la mayoría de esos procesos el mismo Hospital Universitario de Sincelejo ya los pagó y no sabe si ahora se deba algo.

Reveló que el Consejo Seccional de la Judicatura le acaba de archivar un proceso disciplinario a favor, donde le dicen que sí es embargable los recursos de salud por vía de excepción.

Por su parte, Robiro Góez, presidente de la Asociación de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial (Asonal) en Sucre, y quien labora en el cuestionado juzgado, indicó que no se le puede venir a echar la culpa a los jueces y a la justicia sobre la crisis que atraviesa la salud, por lo que pidió la renuncia del gerente del Hospital Universitario de Sincelejo.

“Ahora mismo conviene con esto hablar de carteles de los jueces para poner en vilo a la justicia y a la administradora de esta. Verdaderamente el colapso de la salud, sobre todo aquí en Sucre, se debe a la corrupción administrativa y todo el mundo lo sabe. Aquí se inventaron falsos pacientes con enfermedades mentales. Ahora los recursos de los hospitales están mal manejados, pues le deben a los especialistas, a los trabajadores. Los más perjudicados con esta corrupción son las personas pobres porque el régimen subsidiado está destinado a la gente más débil. Yo pienso que el señor gerente del Hospital Universitario debe renunciar, porque en campaña el señor gobernador dijo que en 6 meses iba a arreglar la situación y nada. Él mismo lo reconoció que no había podido, y se debe a que tiene allí una persona inepta, que no es capaz de solucionar el problema”, dijo Góez.

El Heraldo

Deja un comentario