Asesinan a joven con antecedentes judiciales

La mañana del miércoles 28 de octubre a eso de las 8.25 a.m., fue baleado Casimiro Ramos Diaz , alias el mocho, de 26 años, en un sector del barrio La Pollita, zona norte de la capital sucreña.

Se convierte en el homicidio 113 en lo que va del 2020 en Sucre. 21 en Sincelejo en plena pandemia por el COVID-19.

Según testigos uno de los disparos fue en la cabeza. En total, fueron 3.

El verdugo, según una fuente judicial, llegó caminando y sin mediar palabras disparó contra la humanidad de Ramos Díaz, quien  al parecer,  logró apuñalar a su asesino, en medio del forcejeo donde  le propinaron un tiro en la cabeza, otro en el cuello y el último en el abdomen. Sus familiares no alcanzaron a llevarlo a ningún ente asistencial porque murió en el acto.

Entretanto, el sicario caminó hasta una esquina donde lo esperaba su cómplice en motocicleta. Acto seguido, huyeron.

 

Cabe recordar que desde hace horas circula un panfleto amenazando a personas en esa zona de la ciudad por diferentes motivos que esboza el escrito.

Según una fuente judicial, el joven tenía 12 anotaciones por los delitos de hurto calificado y agravado, lesiones personales, tráfico de estupefacientes y actualmente tenía una sentencia vigente.

A finales de marzo, del año en curso, resultó herido en una riña.

Las autoridades llegaron al lugar de los hechos a hacer el levantamiento del cadáver.

 

Deja un comentario